Masilla Poliéster PRO7 para carrocerías

Masilla Poliéster PRO7

PRO7 es una masilla de poliéster para carrocerías. Formulada para trabajos rápidos, presenta una excelente adherencia y elevado poder de relleno.

Categorias: Pintura automotriz
Descripción

La masilla de poliéster PRO7 es ideal para carrocerías. Formulada para trabajos rápidos, presenta una excelente adherencia y elevado poder de relleno que le permite nivelar grandes deformaciones en una sola capa.

Su viscosidad facilita su aplicación en lugares de difícil acceso.

Elaborado bajo Norma NTE INEN 2287.

Usos
La masilla PRO7 para carrocerías es un producto diseñado para proporcionar gran capacidad de relleno con 84% de sólidos, brinda óptima adherencia y fácil lijabilidad, rápido secado y alta resistencia al impacto lo que permite el uso confiable en el trabajo de repintado automotriz.
Aplicación
Mezclar completamente la masilla PRO7 (componente A) con el catalizador (componente B).

Aplicar con suavidad en delgadas capas hasta rellenar la superficie de la carrocería. No aplicar sobre acabados termoplásticos.
Especificaciones
Relación: 40 g de masilla A + 1 g de catalizador B
Tiempo de secado: 8 - 10 minutos
Tiempo de lijado: 25 - 30 minutos en relación a la aplicación
Rendimiento teórico: 20 - 25 m2 / galón a 6 mils de capa húmeda
Diluyente: No requiere
Método de aplicación: Espátula, aplicador de caucho
Preparación de Superficie
Antes de aplicar la masilla PRO7, asegúrese de que la carrocería está libre de grasas y de cualquier otro contaminante que impida la correcta adherencia de la masilla.
Recomendaciones
No comer, beber ni fumar durante la aplicación.

Evite el contado con la piel y ojos, en caso de ocurrir, lave con abundante agua limpia y acudir al médico.

Tóxico por ingestión. Si es ingerido por error no induzca el vómito, busque atención médica inmediata.

Aplicar la masilla PRO7 en lugares ventilados. En caso contrario utilizar mascarilla con protección respiratoria recomendada para partículas.

Mantener la ventilación del local hasta el total secado del producto.

Conservar el producto en zonas ventiladas, frecas y secas.

Evitar la exposición directa a la luz solar. Alejar de fuentes de calor excesivo o con riesgo de inflamación.

No verter los residuos al suelo, desagüe o fuentes de agua.

Los residuos secos se pueden disponer como residuos ordinarios.